Home Prédicas El problema de la falta de identidad en los niños.

El problema de la falta de identidad en los niños.

08 Mar

El problema de la falta de identidad en los niños.

Por: Javier Segura Rendón…

Si algo está en peligro de extinción es la Familia.  Hay demasiados problemas en los matrimonios.  En esta serie de enseñanzas, vamos a empezar a hablar específicamente de los niños.  El Espíritu Santo trae revelación para los tiempos que estamos viviendo.

Todos vamos a ser muy bendecidos.  Y más aquellos que tienen niños pequeños.  No se pierda esta serie de enseñanzas.  

Hoy vamos a iniciar con la falta de identidad en los niños. Cuales son las consecuencias. A lo mejor sus hijos ya están grandes, o quizá ya tiene nietos.  Usted tiene que llevarse esta enseñanza.

Hoy vamos a hablar de la falta de identidad.  A lo mejor ya no eres un niño, ya eres un joven.  O eres un adulto.  Y hoy quizá tu puedas tener revelación de que tienes falta de identidad.  

Hay una atmósfera tan preciosa esta mañana en este lugar. Hay una atmósfera inigualable para enseñar acerca de la falta de identidad.  Y creo que el Espíritu Santo, hoy va a impartir identidad y paternidad a muchos de los que están aquí esta mañana.

Se va a hablar en este tema de algo muy sencillo, pero muy profundo.  Porque la sencillez no carece de profundidad.  Así que le invito a que esté muy atento a esta enseñanza.

Vamos a mencionar el siguiente párrafo bíblico, solo como introducción a lo que hoy se va a compartir.

Salmo 127:1-5
(1)Si Jehová no edificare la casa,
En vano trabajan los que la edifican;
Si Jehová no guardare la ciudad,
En vano vela la guardia.

(2) Por demás es que os levantéis de madrugada, y vayáis tarde a reposar,
Y que comáis pan de dolores;
Pues que a su amado dará Dios el sueño.

(3) He aquí, herencia de Jehová son los hijos;
Cosa de estima el fruto del vientre.

(4) Como saetas en mano del valiente,
Así son los hijos habidos en la juventud.

(5) Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos;
No será avergonzado
Cuando hablare con los enemigos en la puerta.  

Feliz, dichoso, el hombre / la mujer que llenó su casa de hijos. No será avergonzado. Pero no serás avergonzado si los educas.  Porque si no los educas, te van a dejar avergonzado. Y te van a dar grandes dolores de cabeza.

En toda la etapa de nuestra vida.  Desde el vientre de nuestra madre, en la infancia, en la adolescencia. En la juventud, en la edad madura, y aún en la vejez, todos necesitamos del amor de la familia.

En cualquiera de esta etapa, desde la edad prenatal, hasta la vejez, todos necesitamos de amor.  Nadie puede decir, "yo no necesito de amor".  Todos necesitamos amor.
En cualquiera de estas etapas, somos vulnerables a ser lastimados.

La etapa del ser humano, que deja marcada nuestras vidas, porque somos muy vulnerables para ser lastimados y se crean en nosotros heridas muy profundas: es en la edad de la infancia.

Por favor, siga la predicación a través de escucharlo, hacer Clic en el botón de reproducir en la siguiente barra de audio.

 

¡Sea extremadamente bendecido!

 

Es muy fácil y justo compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *