Home Testimonios

Testimonios

          Usted también puede compartir su Testimonio.  Será de gran bendición para muchas personas. Haga Clic en este Enlace.

 

Vida Nueva

El no conocer el verdadero amor que es Dios e ignorar los planes y los propósitos que tiene y quiere para mi, me habían llevado a tomar malas desiciones las cuales trajeron consecuencias a mi vida.  Una de ellas es el haber trabajado como mesera en un bar teniendo 17 años de edad lo cual al principio verdaderamente fue por necesidad pero con el paso del tiempo fui cautiva a lo que no deseaba ser, el estar en ese ambiente, estás expuesto a tomar riesgos que no mides ni temes y uno de ellos es el involucrarme con los mismos clientes y salir embarazada.  Al principio con temor quize afrontar la responsabilidad que conlleva el ser de nuevo mamá (ya que en ese momento tenia un niño de 2 años de edad que por cierto el haber aceptado trabajar ahi fue por pensar que estando en ese lugar mis problemas economicos y el sustento estaba resuelto), pero no fue así.   Resulta que me entró la angustia de ¿que iba a pasar conmigo?? ¿Será que me iban a quitar a mi hijo?? Me deje llevar por todo lo que pasaba en mi mente y decidi pedir consejos y no fueron buenos, fueron las mismas "amigas" del bar que me recomendaron unas pastillas las cuales me ivan a provocar el aborto de aproximadamente 2 meses que tenia.

¡Desgraciadamente lo hize!! El mayor impacto en mi vida no fue haber tomado la decisión, sino mas bien fue haber expulsado el bebé y verlo en mi mano.  Pude ver todo de él a pesar que estaba muy chiquitito y apenas empezando a formarse, a partir de ese dia mi vida ya no tenia sentido, me sentia la mujer mas sucia del mundo, la mas culpable solo queria que el ingerir alcohol me haga olvidar de lo que habia hecho.  No podia mirar ni al cielo por que sentia que Dios mismo no me miraba.

Muy dentro de mí necesitaba el perdón de Dios, por que mi familia ya se habia enterado y de asesina no me bajaban.  ¿Qué esperanzas tenía? Ninguna.  Sentía que ese pecado tan grande era imperdonable, quería una oportunidad mas, solo una. 

Un día, una mujer fue a tocar a la puerta de mi casa, era una mujer distinta a las demás.  Iba predicando el evangelio y hablando que Dios perdona todo tipo de pecados.   Lo diferente a esta mujer era que iba con su sombrilla (no era un testigo de Jehová, lo cual respeto), sino lo que a esa mujer la hacia diferente era que iba con pantalón predicando el Evangelio de Jesus.   Aún recuerdo sus palabras, me dijo: SI TUS PECADOS FUEREN TAN ROJOS COMO LA GRANA, DIOS LOS VA A HACER BLANCOS COMO LA NIEVE Y LOS VA A PERDONAR.  Y yo le dije: ¿TODOS mis pecados va a perdonar? Y ella me dijo: ¡SÍ, TODOS!

Sabes, no dudé ni un instante en entregarle mi vida a Jesus y hasta el dia de hoy que ya tengo 6 años conociéndole no he mirado atrás, sino que sigo adelante y vivo agradecida el haberme dado una oportunidad. Dios cambió mi tristeza y me dió un manto de alegría.

Fatima
Merida

Los Lazos de Amor

Desde los 6 años entró Cristo a mis padres en medio de un divorcio allí fue cuando mi madre tomó la palabra de instruye al niño ... Desde esa edad empecé a conocer del gran amor de Cristo y que su amor es incondicional llegó la etapa de la adolescencia la cual fue muy difícil, por muchos problemas con mi padre y satanás se encargó de alejarme de todo usando sus armas que ofrece a los jóvenes una de ellas quemencionaré es el cigarro al grado de tener 16años y fumando a diario 2 cajetillas por día.

Sólo fueron 2 años hasta q a los 18 por oraciones incansables de mi madre decido por voluntad mía y ayuda de Dios a dejar esa vida desordenada que vivía y empiezo otra vez a buscar el amor de Dios... 1 año más tarde amaneciendo empecé a escupir una flema negra la cual a los días se volvió sangre fresca, me hicieron miles de estudios y no daban con un diagnóstico, yo le clama a Dios que me sanara y lo hizo.

No volví a ver el sangrado hasta luego de 6 años me regresa el sangrado e inmediatamente voy a urgencias, me hacen una placa y arroja una imagen en el pulmón izquierdo, todo el año 2016 estuve con tratamiento por un hongo que no sabían como entró ami cuerpo.  Me hicieron una biopsia bronquial, tomografía y todo arrojaba que tuve años atrás una tuberculosis pulmonar y no había rastro de ella, lo único que les indicaba que allí estuvo, es que tenía una caverna (agujero ) en el pulmón izquierdo y que habían unos hongos ocupando ese espacio.

Los médicos toman la decisión de retirar quirúrgicamente la lesión y para el 6/12/2016 entro a quirófano a las 8 am con una duración de 6 hrs con altos riesgos de un paro cardíaco, desangrado masivo, a simple vista con los estudios se creía que era solo la lesión y a mitad de la operación hablan a mi esposo y le informan que la lesión era mayor de lo que se nos había dicho y que había que retirar todo el lóbulo infererior izquierdo, para las 2 pm me despierta y me pasan a mi cama y me informan que todo salió bien y no había necesidad de estar en unidad de cuidados iintensivos por que la caridad de sangre perdida era mínima.  Algo para ellos extraño ya que es una cirugía de alto riesgo y solo perdí 280 ml durante toda la cirugía.

Ahora solo falta la recuperación donde he podido palpar el amor de Jesucristo en mi vida por que luego de sanarme de la tuberculosis años atrás me volví a apartar del amor de Dios y esto me llevó a pasar una dura prueba a la edad de 25 años.  Este testimonio lo comparto para aquellos que ya conocemos de la Palabra y que aún seguimos jugando sólo quiero decirles que Dios existe, nos ama y va a buscar llamar nuestra atención para que volvamos a llamarlo por que extraña escuchar nuestra voz y desea que ni uno se pierda.  Bendiciones.

 

 

Catherine Estefany Angulo mendoza
Mérida, mexico

La paz de Dios.

Los-3-Mosqueteros-bn.png

Hola. Doy testimonio del amor de Dios en mi vida. Antes de conocer de Dios, era una persona con mucho temor en mi vida. La verdad, que no tenía nada de paz en mi vida. Debido a acontecimientos en mi vida diaria y pensamientos desastrosos. Por todo lo que pasaba en el mundo, veía un panorama demasiado negro para el futuro de mis hijos.
Eso me llevaba a períodos de profunda depresión. De tal manera que pasaban días en que ni siquiera salía a la calle. Entre los negros pensamientos y las terribles noticias del mundo, ya no encontraba paz en mi vida.
A insistencia de un familiar que ya era creyente de Cristo, accedí a ir a un templo. Precisamente este, Piedras Vivas. Fuí recibido por el pastor. Que me habló de Jesucristo, y de su amor por mí.
Acepté a Cristo como mi Señor y Salvador, y lo acepté a vivir en mi corazón. Y con Él entró a mi corazón Su paz. Desde ese dichoso día, experimenté una paz que nunca había vivido. Sencillamente poniendo mi Fe en Jesucristo, de que Él tiene cuidado de mí y de todas las cosas.
El creer que el poderoso Creador de este universo me está cuidando, y procurando toda provisión para mi vida, me hace sentir en una total seguridad y paz en toda mi vida diaria.
Esa es la paz de Dios, que todos los días me da la gracia de experimentar.

Si te encuentras en una sitación en donde no hay paz en tu vida. Y no puedes dormir en paz, entonces, necesitas a Jesucristo en tu vida. Dios te bendiga mucho.

 

 

Es muy fácil y justo compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone